TEMAS DEL DIA:

Coronavirus | Elecciones 2021 | Elecciones en Tacna | Vacunación | Salud | Tacna | Vizcarra | Pedro Castillo

El peligro más grave para la democracia es Castillo y Cerrón

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

En conversación con Radio Uno, Álvaro Vargas Llosa ratificó su posición de respaldo a Keiko Fujimori como futura presidenta del Perú. Tal apoyo fue oficializado junto a su padre, el nobel Mario Vargas Llosa, durante reciente firma de juramento democrático que asumiera la líder de Fuerza Popular en Arequipa.

“Se que es una plaza muy difícil para Keiko y sé también que habrá mucha gente disgustada por lo que hemos hecho, pero yo quisiera que nos comprendan. Nosotros no nos despertamos una mañana súbitamente convertidos en Fujimoristas ni hemos perdido la razón, hemos actuado en base a lo que el pueblo peruano decidió en la primera vuelta”, dijo.

Comentó que entre los dos candidatos no está Santa Rosa de Lima ni San Martín de Porras ni la madre Teresa de Calcuta, está Keiko y el profesor Castillo, “y hay que optar, y la situación es muy distinta a las elecciones donde votamos en coincidencia con el sur, por que ahora lo que está detrás de Castillo  es un programa aplicado en otros países, yo he visto cuando se aplicó esas ideas y por un lado dictadura en lo político por otro lado el desastre económico”.

Para Vargas Llosa hijo, de llegar Castillo al poder los peruanos serán sometidos a un modelo que dejó caos en otros países como Venezuela, “si se aplican esas ideas los peruanos sufrirán lo indecible, los ricos tienen maneras de arreglárselas”.

Reconoció que la decisión de apoyar a la líder de Fuerza Popular “no fue fácil, tiene un costo para nosotros de apoyar a Keiko”, pero alegó que el objetivo es devolver confianza y fe a los peruanos de que ella se conducirá en democracia.

Sobre los cuestionamientos que pesan en Keiko, refirió que el mayor factor de resistencia contra Keiko no es el régimen del 90 donde “no tuvo responsabilidad significativa sino simbólico de primera dama” son los 5 años de manejo de la bancada parlamentaria, pero por estos “pidió perdón en todos los idiomas, es muy consiente que eso tuvo un costo”.

Pin It en Pinterest