TEMAS DEL DIA:

Coronavirus | Elecciones 2021 | Elecciones en Tacna | Vacunación | Salud | Tacna | Vizcarra | Pedro Castillo

«No es la primera vez que el mismo pitbull muerde a personas»

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Vecinos de Ciudad Perdida acusan a los propietarios del pitbull que fracturó el rostro a niña de 2 años

(Foto: Radio Uno)

Sin bozal ni cadena, libre por las calles de la asociación Vallecito, en Ciudad Perdida, es la descripción del día a día del perro de raza pitbull que la noche del domingo fracturó el rostro a una niña de 2 años, llamada Ingrid, que iba con su madre a una tienda. 

Vecinos de la asociación Vallecito se manifestaron este lunes en respaldo de la familia agraviada, al tiempo que acusaron a los propietarios del animal, que viven al costado de la tienda, de ser irresponsables en el cuidado y control del pitbull. 

Uno de los vecinos, Amadeo Huanca, dijo a Radio Uno que es al menos la tercera vez que el mismo pitbull ataca a las personas. 

“No es la primera vez que sucede esto. Ya es reincidente. Es la tercera vez que hace eso”, manifestó. 

Además, descartó que los propietarios del perro sean de escasos recursos económicos como para no apoyar a la familia de la niña en el pago de las atenciones médicas y rehabilitación. 

“Los dueños de ese perro son personas desafiantes. Y estoy escuchando por ahí que son personas que no tienen para poder cubrir los gastos. No. No cualquiera tiene tres carros y tremenda casa”, aseveró. 

Identificó a uno de los dueños del animal como Hilda Laqui. Asimismo, dijo que con anterioridad pidieron a los propietarios del pitbull que le coloquen bozal para evitar que muerda a cualquier persona que pase por la calle. 

Al reclamo se unió Maribel Caira, dueña de la tienda a donde iba la niña con su madre al momento que fueron atacadas por el pitbull. Señaló que los dueños del perro tenían otro animal de la misma raza que mordió a uno de sus hijos. 

“El perro atacó a la niña en la puerta de mi tienda. Me siento impotente porque mi reja estaba con candado y no pudimos auxiliar rápido a la niña y a la señora”, detalló la comerciante, quien dijo temer que la familia tome represalias contra el vecindario. 

Pin It en Pinterest