TEMAS DEL DIA:

Coronavirus | Elecciones 2021 | Elecciones en Tacna | Vacunación | Salud | Tacna | Vizcarra | Pedro Castillo

LA IMPORTANCIA DE DESCONECTAR LA MENTE

Hay una parte de nosotros que esta cargada de conceptos equivocados, manías, costumbres, malos hábitos, miedos, prejuicios, complejos, traumas, brules y un largo etc. 

Todo esto forma parte de nuestra personalidad que es el vehículo de expresión de lo que valoramos internamente, pero la personalidad realmente es lo temporal en esta existencia, hay algo más íntimo, real y profundo que es tu esencia, allí es donde se encuentra lo que realmente somos y nos da el impulso para regenerar lo que se ha degenerado además de cambiar la manera de ver TODO con lo que nos hemos identificado. 

Pero en este mundo cada vez más conectado entre redes sociales  y desconectado a la vez, es casi una milicia desarrollar la parte fundamental del ser que es la esencia. 

Definitivamente es una decisión de amor y liberación hacia ti y tu alma. 

Mientras sigamos levantándonos con los mismos pensamientos que conducen a las mismas opciones y las mismas opciones que conducen a los mismos comportamientos, experimentando los mismos comportamientos que  crean las mismas experiencias y las mismas experiencias, que generan las mismas emociones y esas emociones que dirigen nuestros pensamientos una y otra vez en una cíclica;  iremos entrando a una mecánica de la cual nos será complicado salir si no hacemos un alto a tantas actividades rutinarias y hasta “cómodas”. Porque estamos generando los mismos resultados día tras día por no hacer un alto y analizar dónde está nuestra mente y pensamiento. 

Esta mecánica arrasadora nos envuelve en un círculo de recurrencia, despertaremos un día del sueño reiterativo sin frutos agradables a nuestro corazón, si no salimos de la recurrencia. 

Es necesario desconectar la atención y el enfoque de ves en cuando de lo pasajero y retornar a encontrarnos con nosotros mismos. 

Propongo algunas medidas para la desconexión de la mente y la conexión contigo mismo: 

Ayuno digital: 

Éste es un alto fundamental en este tiempo para encontrar un balance en nuestra vida, debemos siempre procurar regresar al AQUÍ y al AHORA y no estar mentalmente distraídos permanentemente en algún otro tiempo o lugar. La tecnología nos puede absorber a tal grado que nos olvidamos de nuestro alrededor. Tiene la capacidad de mantenernos mentalmente transportados a otro lugar. 

El ayuno de redes sociales es limitar el uso de redes sociales y tener un tiempo de desconexión, en medio de lo que se llama “obesidad digital”. Desconéctate de las redes sociales durante 24, 48 o 36 horas si lo ves por conveniente, dejando a un lado todo lo que está fuera de ti, con el fin de conectarte nuevamente contigo mismo sin la necesidad de ver que pasa en el mundo exterior, sino enfocándote en tu mundo interior. 

El silencio: 

Se trata de una presencia real, no dividida, un rato silencioso en el que no vale consultar el Facebook, ni Instagram, ni alguna red en el móvil, ni ir a vigilar la olla con el agua que está a punto de hervir (tomar todas las precauciones para que nada te saque de ese momento de silencio, es un tiempo planificado, una cita contigo mismo en silencio). 

Es estar ahí, estar con todo lo que somos ahí, con la cabeza, los pensamientos, el cuerpo, todo ahí, sin divisiones. 

La meditación: 

Es un momento para sentar a la mente un ratito y así como ella juega todo el día con nosotros; al observarla nosotros, podemos identificar cuáles son los pensamientos recurrentes y desconectarnos de ellos de manera consciente a través de la práctica diaria. 

Es un tiempo de conexión profunda contigo y el universo, ahí se manifiesta tu verdadera esencia. 

La reflexión: 

Es un tiempo para ti, para accionar ese rasgo crítico que sólo le pertenece al ser humano. Nos ayuda a analizar y tomar decisiones en base a lo que nos conviene. Si se habitúa a la práctica diaria de la meditación, nos hará analizar todo en base a nuestro bien mayor y a nuestra consciencia. 

La buena música: 

Tiene un gran efecto en nuestro estado anímico, nos ayuda a relajarnos, estimula el cerebro y el rendimiento intelectual, ayuda a luchar contra la depresión. 

Cuando hablamos de buena música nos referimos a música que nos lleve a sentir paz, alegría y conexión. 

Integrarnos con la naturaleza: 

El contacto con la naturaleza tiene un efecto terapéutico, te desconecta de la rutina diaria, reduce el estrés malo, combate la depresión, la ansiedad y hasta mejora la esperanza de vida. 

Tu poder ha sido revelado: 

“Tu puedes buscar paz, armonía, conexión y tranquilidad en tu vida.” 

Te invito a mirar el video en el siguiente enlace: 

https://www.youtube.com/watch?v=eDPYv_oFbPI&ab_channel=FiorellaBasadre 

Pin It en Pinterest