TEMAS DEL DIA:

Coronavirus | Elecciones 2021 | Elecciones en Tacna | Vacunación | Salud | Tacna | Vizcarra | Pedro Castillo

Siete leyes universales

¿Qué son las leyes universales?

El universo entero está gobernado por ciertas leyes, esas leyes son principios inmutables e invariables, esto quiere decir que no puede cambiarse, alterarse o modificarse en el tiempo.

Estos principios actúan todo el tiempo sosteniendo nuestro sistema, todo lo bueno y malo que te ha pasado en la vida se debe a estos principios y no por suerte.

¿Qué origen tienen estas leyes y de dónde provienen estas enseñanzas?

Provienen del primer maestro antiguo llamado a Hermes Trimegisto, (Hermes en griego significa “el tres veces grande”).

Llamado Cadmus en Finicia o mejor reconocido como Toth en griego por los egipcios, también llamado Enoch por los judios, o bien reconocido como el Abraham bíblico.

¿Cómo influyen o funcionan?

Impactan e influyen de manera tal que todo en cuanto conocemos, creemos y vibramos está regido por ellas; a continuación, detallo cada una para su mejor comprensión.

Las 7 leyes universales 

  1. Ley del mentalismo:

Este principio nos dice que todo es mente, esto quiere decir que todo en lo que tu creas (creencias), es lo que creas (creación) en tu vida.

Y que todo es consecuencia de nuestras actitudes mentales, ya sean positivas o negativas, seamos consciente o no de ello.

Estamos creando situaciones, experiencias y circunstancias todo el tiempo.

Para poder trabajar esos principios, debemos aprender a enfocar, direccionarnos, concentrarnos y trabajar con voluntad y sabiduría.

Puedes crearte una imagen mental y proyectarte de aquí a un tiempo, puede ser 1, 2 o 5 años, si te visualizas gozando una vida positiva, bendecida y próspera, eso es lo que obtendrás al cabo de algunos años.

  1. Ley de la correspondencia:

“Como es arriba es abajo. Como es abajo es arriba”

Esto quiere decir que las leyes que gobiernan el macrocosmos, regulan la del microcosmos, del universo interior de cada uno de nosotros.

Si queremos conocer el universo, primero debemos de conocernos a nosotros mismos.

“Todo lo que vemos afuera es un reflejo de nuestro interior”.

Si comenzamos con el proceso de autoconocimiento, nos damos cuenta de como se mueve todo y podemos modificarlo para nuestro mayor bien.

Si quieres cambiar el reflejo de la imagen exterior y de las relaciones, puedes  preguntarte:

¿Qué tipo de creencias internas alberga mi mente?

¿Qué tipo de mentalidad y psicología es la que poseo?

¿Cómo gestiono mis emociones cuando tengo una dificultad o algún problema?

Revisar ese autoexamen te permitirá conocerte mejor a ti mismo y te ayudará a identificar cuáles son tus fortalezas y cuáles son tus debilidades.

  1. Ley de la vibración:

Este principio nos dice: “todo vibra, todo está en movimiento, todo se mueve hacia el cambio, hacia su propia transformación”.

Este principio tiene que ver con el poder del sonido, que se manifiesta a través de la magia del verbo, el poder de la palabra hablada.

Es decir, “el verbo se hizo carne y habitó entre nosotros” (alegoría bíblica).

“En el principio era el verbo y la palabra era Dios, la palabra estaba con Dios y por la palabra todas las cosas fueron hechas”, esto quiere decir que todo lo que decretas con la palabra lo concretas.

Dicho árabe: “sólo habla, cuando tus palabras sean más dulces que tu silencio”, la palabra emite cierta frecuencia de vibración, hacia tu entorno, con las palabras puedes construir o destruir, puedes elevarte a ti y a los demás o hundirlos incluyéndote a ti mismo.

Entonces, sólo habla palabras que te lleven a conseguir el resultado a todo nivel  que deseas para tu vida

  1. Ley de la polaridad:

“A toda fuerza se le opone otra contraria de igual intensidad”, esto  quiere decir que la fe, el temor, lo negativo, lo positivo,  el yin y el yang, son las mismas fuerzas, con distintos grados de polaridad.

  1. Ley del ritmo:

“Todo va y todo viene. Nada permanece para siempre”, lo único que no cambia es el cambio, todo se mueve como un péndulo, no siempre estamos bien y no siempre estamos mal.

La vida está sujeta a ritmos y podemos controlarlos a nuestro favor.

  1. Ley de la causa y efecto:

“Toda causa tiene un efecto. Todo efecto tiene una causa”, es decir,  tiene un motivo, no hay casualidades, si no causalidades.

“Con la vara que mides a tu hermano, serás medido”, todo lo que damos es lo que recibimos

“Lo que siembres, cosecharás”, contribuir y ayudar positivamente a tu hermano.

Dar lo mejor de nosotros mismos, para hacer de este mundo un mundo mejor, actitud de contribución hacia los demás.

  1. Ley de generación:

“Todo tiene su principio, masculino y femenino, positivo y negativo, todo busca la complementación”.

Los opuestos son necesarios para el crecimiento de ambos.

Tener bien en claro qué es lo que queremos, tener un mapa nos ayudará a reconocer cuáles son los posibles obstáculos que podamos tener en el camino.

Tu poder ha sido revelado:

El conocer las Leyes Universales, te otorga la facultad de usarlas con sabiduría para tu mayor bien y el de los demás.

 

Pin It en Pinterest