TEMAS DEL DIA:

Coronavirus | Elecciones 2021 | Elecciones en Tacna | Vacunación | Salud | Tacna | Vizcarra | Pedro Castillo

Pérdidas Irrecuperables (III)

Desde el fallecimiento de mi entrañable amigo, mi sangre permanece helada y mis pensamientos no logran tejer una idea medianamente sensata.  Mi corazón afligido, sediento de serenidad, no halla más que penosos recuerdos. ¿Cómo vivir en medio de la tragedia?

Hace poco, mi abuelo, un hombre de mirada amplia y extrema sensibilidad, con ánimos de restablecerme, me dijo: “aunque sé bien que toda propuesta es insuficiente e imperfecta, permíteme deslizar una sugerencia. Déjame narrarte la historia que cuenta Voltaire, sobre dos personas atormentadas por la muerte de sus seres queridos”.

[Una noche, un hombre observando el llanto incontrolado de una mujer se acerca y le pregunta la causa de su desdicha. Ella le responde que su esposo ha fallecido. El hombre enmudecido, le envía luego de semanas y tras intensas reflexiones, una carta a la mujer. Era un listado que recorría históricamente la penosa situación de reconocidas mujeres que tuvieron que soportar la muerte de sus esposos. Luego de unos meses, la mujer encuentra al mismo hombre padeciendo dolores interiores insoportables. La razón de su pena: la muerte de su querido hijo. La mujer, para consolarlo, le envía una carta, donde hace un breve listado de padres famosos que fueron atravesados por el dolor de haber perdido a sus hijos. Ambos, después de muchos años, volvieron a encontrarse. Esta vez, más calmados y con un brillo especial en la mirada, decidieron construir una gran estatua dedicada “al tiempo”, que, según ellos, “todo lo cura”].

Pin It en Pinterest