TEMAS DEL DIA:

Coronavirus | Elecciones 2021 | Elecciones en Tacna | Vacunación | Salud | Tacna | Vizcarra | Pedro Castillo

LOS CAMINOS DE LA VIDA PERUANA

Falta muy poco para que acabe la segunda vuelta. La mas polarizada en todos los aspectos. Pero aun mas en el aspecto social. ¿recetas para ganar? Ninguna en especial. Si podemos señalar, antes que acabe todo y nos volvamos generales instantáneamente, que no están haciendo los dos candidatos.

Por un lado, el de Keiko Fujimori, falta lo popular sentado junto a ella y todos sus jales en una Mesa Popular que resalte jales dirigenciales, no partidarios, sino sociales. ¿Por qué? Porque son los dirigentes sociales en las periferias de las ciudades los que gestionan, impulsan y logran que necesidades concretas sean realidad.

Por otro lado, el de Vladimir Cerrón, Pedro Castillo y Bermejo, falta sincerar las intenciones. Es obvio que dicen y hacen calculando la reacción de todos los actores. Y, sin embargo, casi todos caen en el juego. No se preocupan en perder batallas tuiteras o quedar como mentirosos o manipuladores. Se así para sobrevivir es moneda corriente en un país que ha pasado del criollismo, al emprededurismo y luego al eres tu o yo.

¿Y que nos falta a nosotros, los electores? Saber que toda acción tiene una reacción y consecuencia inmediata y a largo plazo. No hay peor consejero en este momento que el decir “todo va a seguir igual”. Eso, a esta altura, ya es imposible. El cambio inmediato se dará y luego de eso se elegirá un camino que probablemente dure 30 años.

¿Qué caminos puede tomar nuestro país? Son bien marcados y uno tiene como signo el mantener un modelo económico por poco tiempo para después modificarlo integrando socialmente los diferentes Perú a los que el beneficio y auge del desarrollo le s ha sido esquivo, sin nacionalizar, ni estatizar, ni expropiar. El otro camino probablemente puede hacer las cosas parecidas, incluyendo estatizar, nacionalizar y expropiar. No porque funcione, está comprobado mundialmente que no funciona, sino por satisfacción ideológica.

No existe la posibilidad que continúe todo igual. El “modelo” necesita un segundo piso, quizás sea un sótano con pilares, con los cimientos sociales que lo legitimen y lo amplifiquen a todo el Perú. El descontento no tiene discusión ni debate, es una realidad sustentada en el día a día de millones de peruanos con miles de problemas. De esos miles de problemas, el estado puede aplacar, menguar, suavizar, paliar, los principales: agua, luz, títulos, desagüe, educación y salud. Es la base para tener una vida digna y poder aspirar con esperanza real a tener vida digna en cualquier rincón del Perú que uno elija vivir.

Pero que todo lo anterior sea cierto, no justifica que alguien lo agarre, lo envuelva en banderas violentistas, y lo convierta en discursos de odio y agresión entre peruanos. La democracia nunca será ese paraíso donde todos seamos iguales ni tengamos lo mismo. Pero si será, siempre, el ambiente en el que todos tengamos libertad. No hay paraíso posible sin libertad. La opresión nos haría iguales, es posible. Pero iguales sumidos en la infelicidad.

Vaya a votar, Hágalo Peruano.

Pin It en Pinterest