TEMAS DEL DIA:

Coronavirus | Elecciones 2021 | Elecciones en Tacna | Vacunación | Salud | Tacna | Vizcarra | Pedro Castillo

SINTONIZA TU INTENCIÓN CON LO QUE SÍ QUIERES

“Vierto mi punto de vista con respecto a qué hay detrás de los resultados que vamos experimentando”.

Información basada en Los Principios Universales. (01-06-2021)

Un conjuro mágico:

“Pide y se te dará”.

Pensamos muchas veces que esta afirmación, fundamentada en la Biblia y en Ley de la Atracción, nunca falla.

¿Pero es sólo eso? ¿Pido y se me dará?

¿Por qué funciona para algunas personas y para otras no?

Te revelo desde mi punto de vista la profundidad y sabiduría de esta frase:

“No existe nada que te esté sucediendo que no se ha generado por ti mismo”.

Principio de Causa y Efecto.

Sé que parece algo loco de entender, si vemos muchas veces nuestros resultados, es obvio que queremos que siempre nos sucedan cosas buenas, pero, aquí viene un poco la profundidad que compone esta frase.

¿Por qué no sucede lo que yo estoy pidiendo?

Como todo es energía, y nos movemos por frecuencias, entonces, conforme al enfoque que le des a tus situaciones y a tu vida, será la frecuencia que vas a sintonizar.

Sintonía: Vamos juntos a comprender con profundidad, qué sucede dentro y fuera de nosotros.

Aquí, pienso que implicar a todo nuestro ser, inclusive al vehículo, o sea, el cuerpo físico, es como hacemos que funcione eficazmente;  entendiendo que somos luz y energía sutil viviendo en energía más densa o materia, en distintos planos perceptibles y no perceptibles a nuestros sentidos.

Puede parecer un tema muy complejo, pero aprendamos de los niños, para ellos es mucho más fácil pasar la página de cualquier asunto porque se manejan con su esencia, es decir, no son tan mentales y llenos de programaciones como los adultos. Sienten mucho más y lo llevan a la experiencia por intuición.

Bueno, dicho esto, no nos desviemos del tema, éste será otro tema profundo a tocar, pero aprendamos de ellos.

Volvamos al tema…

Nuestro pensamiento, es decir, nuestra mente (energía más sutil) está enviando y recibiendo señales por nuestro sistema nervioso y el cerebro es el receptor, todo nuestro cuerpo forma parte de un todo a la hora de obtener el resultado deseado y manifestar. Ojo, teniendo en cuenta qué señal y programación enviamos.

Vamos a hacer un ejemplo práctico:

Imagínate que quieres mirar una final de fútbol en tu casa y sólo la pasan por cable.

(Esa será la analogía del deseo que quieres manifestar).

El cuerpo humano, es la casa y antena que sintoniza la señal de cable que tú elegiste. Tú eres quien contrata y escoge el paquete de servicio de cable.

Acuérdate que contrataste el servicio porque querías mirar una final de fútbol; resulta que esa final de fútbol, se encuentra en un canal que no está dentro del paquete que contrataste ¡no!

Tú llamas al operador de cable molesto, decepcionado y reclamando; a lo que él te responde:

Señor, sé que desea mirar esa final de fútbol, pero en el paquete que contrató y eligió usted, no se encuentra el canal que me menciona.

Es más, te dice, tome otro paquete de canales el mes que viene, para que no vuelva a perder jamás otra final.

¡Tú terminas muy decepcionado y fastidiado!

Exclamas, ¡Caramba! ¿Cómo se me pasó ese detalle?

¿Dónde estuvo el error aquí?

El error no estuvo en la casa, ya que la antena fue instalada perfectamente; el error estuvo en que la persona no eligió de manera correcta el paquete de canales que contrató. Es decir, no se pudo sintonizar con el canal donde daban la final de fútbol.

Fue un detalle que le costó llegar a su propósito de mirar la final de fútbol.

¿Cómo pedir al Universo sin que se nos escape ningún detalle?

Cuando decidimos pedir algo al Universo, tenemos que asegurarnos que dentro de nuestra programación o paquete se encuentre ese canal que deseamos sintonizar, para poder ver lo que sí queremos y no quedarnos con las ganas y decepcionados mirando otro canal que no queremos.

Por lo tanto, y aquí viene el tema de fondo.

Si tu cuerpo simboliza la antena y la casa, asegúrate de que cumpla las condiciones para poder sintonizar la señal, es decir para que se instale el servicio de cable.

Cuida tus pensamientos, come de manera consciente, duerme las horas que te aseguren descanso, bebe agua, limpia tu espacio y esa clase de cosas que te ayudan a tener un cuerpo y sobre todo un sistema nervioso equilibrado y apto para ser un buen receptor. Los aromas, canciones, mantras y la naturaleza también son una fuente de confort y conexión con tu Ser. Trata de hacerlo, te animo a intentarlo.

Esto, aunque parezca sólo físico impacta de manera positiva al equilibrio de tu ser, acuérdate que todo es energía en movimiento. Todo.

Ahora esto es muy importante, porque aquí parte la base de la sintonía.

Si todo es energía, nosotros sintonizamos y atraemos personas y situaciones en resonancia a nuestra energía.

Por más de que repitamos y repitamos lo que queremos, si no está dentro de nuestra frecuencia NO ES POSIBLE sintonizarlo (es como si quisieras sintonizar: Radio Alegría y estás en la frecuencia de la emisora de: Radio Tristeza).

Tú puedes manifestar, siempre y cuando sintonices con esa frecuencia donde está lo que quieres manifestar.

¿Cómo sintonizo la frecuencia que deseo?

Imagínate que dices: Quiero atraer abundancia.

Pero por dentro piensas: es que no tengo dinero, nada me sale.

¿En qué frecuencia estarás en ese momento?

A pesar de haberlo dicho, la frecuencia en la que estás es de carencia, porque estás pensando y emitiendo ondas de energía que sintonizan con otras ondas de energía de la misma vibración, es decir, de carencia.

Es por eso que cuando pensamos en la Ley de la Atracción, la realidad es que hay una serie de componentes y Principios Universales, que básicamente rigen todo, desde la energía más sutil del ser, hasta la más densa.

En conclusión:

No son las palabras que dices, es la INTENCIÓN que le das a todo lo que dices.

Te animo a que practiques la coherencia que existe entre lo que dices, piensas, sientes y haces, tanto a nivel físico, como a nivel de pensamiento, todo ese conjunto de acciones componen tu vida y te llevan a obtener como resultado la frecuencia que quieres sintonizar y que luego manifiestas.

Y esa sintonía es algo que tú y solo tú eliges.

No nos podemos olvidar de este componente esencial para redondear todo:

La certeza ¡Suelta y Confía! ¡Hecho está!

¿CON QUÉ ENERGÍA QUIERES SINTONIZAR?

Para tener una mejor comprensión del presente artículo, detente un momento en la lectura y analiza cada palabra, interiorizando así su significado y la carga vibracional de cada oración, de esta manera podrás experimentar qué es real para tu existencia; comprendiendo así, que cada persona tiene una manera de entender y filtrar la información, de acuerdo a su experiencia de vida.

 

Pin It on Pinterest